lunes, 24 de junio de 2013

Un clásico: cupcakes de vainilla y chocolate, en versión mini

     Me he dado cuenta de que últimamente he colgado pocos cupcakes, y eso no puede ser. Así que esta semana os traigo dos posts de cupcakes, pero en versión mini que ahora hago más. La entrada de hoy es de  un clásico un poco tuneado a mi gusto. Son unos minicupcakes de vainilla con crema de chocolate, más sencillo y clásico imposible. Además no es un SMBC, que es lo que más hago últimamente, sino un cream cheese icing pero utilizando mascarpone en lugar de queso de untar.

     Y así, sin más dilación, os presento a mis minicupcakes de vainilla con crema de mascarpone y chocolate.


     La receta de los cupcakes es mi receta básica, la que compartí con vosotr@s en la entrada de los preciosos cupcakes de fresa. La única diferencia es que en lugar de utilizar esencia de vainilla, usé la vainilla en pasta de Home Chef, que le da un saborcillo diferente.


     La crema de chocolate (y esto os lo dice una persona que come chocolate pero, sinceramente, no le apasiona) ¡estaba deliciosa! La receta para conseguirla es muy sencilla.

     Necesitaremos (para decorar 48 minicupcakes):
     100g de mantequilla a temperatura ambiente
     350g de azúcar glas o icing sugar
     300g de queso mascarpone
     Cacao en polvo sin azúcar al gusto

     Y, como con todas las cremas de mantequilla, batimos la mantequilla con el azúcar glas hasta que aclare y aumente de volumen. Después añadimos el queso y batimos hasta que esté suave. Y, por último, añadimos el cacao en polvo, tamizado, a cucharadas. Yo utilicé aproximadamente 5 cucharadas de cacao, pero ya os digo que es absolutamente al gusto de cada un@.


     Éste es el cacao en polvo que yo utilizo, el de Valor que tod@s conocemos y que venden en prácticamente todos los supermercados. Es importante tamizarlo antes de añadirlo a nuestra crema, para no encontrarnos luego con tropezones desagradables. 
     Una vez terminada nuestra crema, sólo tenemos que escoger nuestra boquilla favorita y meterla en la manga pastelera para decorar nuestros cupcakes ¡ya fríos por supuesto!



     Respecto a las cremas con queso, tengo que admitir que son mi debilidad, porque la de queso de untar tiene una acidez muy peculiar que la verdad es que me apasiona. La de mascarpone, por otra parte, tiene una suavidad característica y además creo que siempre que se añade queso a un buttercream, se consigue eliminar el sabor a mantequilla que tanto molesta a mucha gente. Yo he probado de momento con el queso de untar, el mascarpone y, si os acordáis, con el requesón en estos frescos cupcakes de mango y requesón y la verdad es que las tres opciones me encantan. 

     Si se os ocurre algún otro queso que se pueda utilizar, por favor, compártidlo con nosotr@s y nos contáis qué tal os ha salido.


     Yo me despido ya, no sin antes desearos un feliz comienzo de semana a tod@s y también un feliz comienzo de verano. ¡Feliz semana!

Lara


Canción del día: I'm sensitive - Jewel



6 comentarios:

  1. Lo malo de las minicupcakes es que te las puedes comer de tres en tres... qué ricas estaban :)__

    ResponderEliminar
  2. Preciosos sin duda y segurísimo que riquísimos también!!! mmm... :), me encanta tu blog, soy algo novatilla en esto, pero...
    Pasate por mi blog que te he dejado una cosilla.
    Besitosss

    http://candyrebe.blogspot.com.es/2013/06/tarta-de-jardin-de-rosas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ser novatilla te ha quedado muyyy bonita la tarta! Gracias por el premio :)

      Eliminar
  3. Ay pero qué monos!así tan pequeñitos es un peligro jaja porque yo me acabaría comiendo unos cuantos como quien no quiere la cosa...:p con la crema de mascarpone tienen que estar buenísimos!
    Un besito
    Blue Velvet Cook Book

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias María! Me alegro de que te gusten :)

      Eliminar

Agradezco mucho todos vuestros comentarios, me encanta leeros y contestar a todas vuestras dudas o sugerencias.